El síndrome postvacacional se alarga durante dos semanas

Empieza el mes de septiembre y con ello millones de trabajadores vuelven a sus obligaciones laborales después de varias semanas de vacaciones. Este cambio puede generar el conocido síndrome postvacacional y que consiste en un bajón físico y anímico en el trabajador y que se manifiesta con diferentes síntomas como ansiedad, apatía o tristeza. Además, habría que añadir a estos síntomas otros problemas físicos como malester general, dolor de cabeza o incluso dificultad para dormir.

Este síndrome existe desde hace muchos años, sin embargo en los últimos tiempos ha aumentado el número de personas que lo sufren, aunque según palabras de la psicóloga Vanesa Fernández, se debe a que años atrás no se dedicaba mucha atención a la calidad de vida o al bienestar mientras que ahora se está más pendiente de los temas relacionados con la ansiedad y el estado anímico de las personas.

Por norma general, este síndrome tiene una duración media de unas dos semanas, tiempo suficiente para que el organismo se adapte a los nuevos horarios y rutinas que acompañarán al trabajador durante los próximos meses. En caso de que este período se alargue sería conveniente consultar con profesionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.