¿Hasta donde llega la fiebre tecnológica?

Tener el último smartphone o tableta del mercado es una de las prioridades de los usuarios, y por ello son capaces de renunciar a otro tipo de caprichos en favor de disfrutar de productos de la última moda tecnológica. Sin embargo, este afán por disfrutar de estos modelos no siempre es bueno, y un ejemplo de ello nos llega desde China, donde un joven de tan solo 17 años se extirpó el riñón para su posterior venta con el objetivo de comprar los últimos modelos del mercado de Apple, el Iphone y el Ipad.

Esta operación se inició a través de un chat de Internet, donde el joven contactó con una persona que posteriormente le facilitaría la extracción a cambio de una compensación económica que oscilaría los 3.000 dólares. De esta manera, el adolescente puso su vida en peligro por conseguir disfrutar de productos electrónicos, un caso que, aunque aislado, demuestra que un cierto sector de la población sufre una gran adicción a la tecnología y lo peor de todo, es que es capaz de cualquier cosa con tal de conseguir uno de estos dispositivos. ¿Hasta que punto llegarías?

Leave a Reply

Your email address will not be published.