Nomofobia, la obsesión por el teléfono móvil

La gran mayoría de personas usan sistemas tecnológicos tales como celulares o computadores, aprovechando las ventajas que ofrecen éstos aparatos de última generación. Sin embargo no son todo ventajas y es que en los últimos años se ha descubierto una nueva fobia o trastorno psicológico relacionada con el uso del teléfono móvil.  La Nomofobia, que es así como se conoce esta fobia, la sufren aquellas personas que sienten miedo, ansiedad o molestar al salir de casa sin el celular encima.

Según un reciente estudio hecho en Inglaterra, hasta un total 53% de los encuestados padecen este trastorno, una cifra muy alta y que preocupa de forma alarmante a las autoridades sanitarias. Además, la gran mayoría de estas personas no dependen del teléfono por cuestiones de trabajo, sino para estar en contacto con amistades y familia en todo momento.

Lógicamente y como todos los trastornos psicológicos, la nomofobia debe tratarse en manos de personal cualificado, y el paciente deberá exponerse gradualmente a situaciones sin el celular, así como también aprender a apagar el teléfono en determinadas horas del día, especialmente durante la noche. Y es que, si bien las nuevas tecnologías nos aportan grandes ventajas y sobretodo comodidades, no podemos olvidar que cada vez existen más afectados por culpa de las mismas.

Después de las vacaciones… ¡practica deporte!

Después de las vacaciones de verano, son muchas las personas que han cogido unos kilos de más, así que conviene , además de volver a la rutina habitual, realizar un poco de ejercicio físico para definir nuestra figura, y sobretodo, para mejorar nuestro estado de ánimo. Y es que el ejercicio físico no solo tiene ventajas tan conocidas como adelgazar o encontrarse mejor físicamente sino que además lleva consigo muchas ventajas psicológicas y en la autoestima de quien lo practica.

Para una correcta ejecución del ejercicio hay que seguir una serie de pautas. Son las siguientes:

  • Estar motivados: Es muy importante que la persona encuentre suficientes motivos para practicar deporte de forma regular y moderada.
  • Correcta alimentación: Y eso significa comer de forma sana y variada y sin olvidarnos de ningún tipo de tipo de nutriente vital para el organismo. Además no olvides de beber mucho y consumir fruta.
  • Descansar bien: Una persona necesita descansar correctamente y una media de 7-8 horas diarias. Los malos hábitos en cuanto al descanso repercutirán muy negativo en el estado físico y mental.
  • Cambiar los hábitos: Aunque lo ideal en la práctica de los deportes sea o bien apuntándote a un gimnasio o jugando a algún deporte (futbol, baloncesto, etc), son muchas las personas que no tienen tiempo o posibilidades económicas para su realización. Sin embargo, no es una excusa válida para dejar de practicar ejercicio. ya que podrán realizar algunas de las siguientes tareas:  pequeños desplazamientos andando en vez de ir en  coche, bajarse un par de paradas antes en el autobús o subir las escaleras de casa.

El síndrome postvacacional se alarga durante dos semanas

Empieza el mes de septiembre y con ello millones de trabajadores vuelven a sus obligaciones laborales después de varias semanas de vacaciones. Este cambio puede generar el conocido síndrome postvacacional y que consiste en un bajón físico y anímico en el trabajador y que se manifiesta con diferentes síntomas como ansiedad, apatía o tristeza. Además, habría que añadir a estos síntomas otros problemas físicos como malester general, dolor de cabeza o incluso dificultad para dormir.

Este síndrome existe desde hace muchos años, sin embargo en los últimos tiempos ha aumentado el número de personas que lo sufren, aunque según palabras de la psicóloga Vanesa Fernández, se debe a que años atrás no se dedicaba mucha atención a la calidad de vida o al bienestar mientras que ahora se está más pendiente de los temas relacionados con la ansiedad y el estado anímico de las personas.

Por norma general, este síndrome tiene una duración media de unas dos semanas, tiempo suficiente para que el organismo se adapte a los nuevos horarios y rutinas que acompañarán al trabajador durante los próximos meses. En caso de que este período se alargue sería conveniente consultar con profesionales.

Consumir alcohol en las comidas es saludable… sino se abusa

Se dice que la ingestión de bebidas alcohólicas durante las comidas es saludable e incluso beneficioso para el organismo, sin embargo para que esto ocurra se tienen que cumplir una serie de requisitos, como la baja graduación de las bebidas (se recomienda la cerveza o el vino) o que la cantidad ingerida sea moderada.

Un reciente estudio científico ha demostrado que, además de los efectos secundarios conocidos, el exceso de alcohol durante las comidas contribuye indirectamente a la aparición de enfermedades crónicas tales como la obesidad,la melitis, la diabetes o incluso el cáncer. Además, habría que añadir que el consumo excesivo de alcohol dificulta una dieta saludable para el organismo. Por otra parte, el consumo de alcohol en otro tipo de situaciones también afecta sobre los hábitos alimenticios.

De esta manera, y a través de este estudio, realizado en Madrid y que será publicado próximamente en la revista Alcoholismo: Investigación clínica y experimental, se quiere advertir a la población, especialmente a los jóvenes, que el alcohol cuenta con numerosos efectos secundarios, y es que el consumo del alcohol se ha multiplicado en los últimos años, y no olvidemos que es una de las principales causas indirectas de la muerte de millones de personas anualmente.